RUTA DE LA INQUISICIÓN

RUTA DE LA INQUISICIÓN

ruta santa inquisicion sevilla

El pasado 19 de Enero, el grupo de hombres de nuestra iglesia, participó de una actividad muy interesante e ilustrativa, la cual, tuvo como guías a D. Miguel Ángel Prado y a D. Jose María Gómez, ambos pertenecientes al Fondo Histórico Evangélico de Sevilla.

La actividad consistió en recorrer, por Sevilla, una ruta con lugares emblemáticos relacionados con la Inquisición en los que la que muchos cristianos verdaderos padecieron persecuciones por su fe por la maquinaria de la inquisición.

La Santa Inquisición fue creada por los Reyes Católicos en Sevilla para acabar con los falsos judíos conversos. «Tras la Reconquista, la Inquisición fue una máquina un tribunal para juzgar y expulsar a la élite judeoconversa que dominaba los cargos más importantes de la Corte. Los castigaban y requisaban sus bienes» . Pero no sólamente los judios cayeron en sus manos, sino también muchos creyentes evangélicos o protestantes que al igual que en otros paises, como Alemania o Francia habían dejado a una religión oficial desgastada y unida con el estado, en una vuelta a los orígenes del cristianismo

La ruta comenzó en el Castillo de San Jorge, en el cual, sede de la Inquisición en Sevilla donde fueron apresados muchas personas sufriendo calamidades y torturas de todo tipo. En el castillo hay fotografías explicativas, incluso de personajes importantes o conocidos de la época, que también padecieron los horrores de la Inquisición.

A continuación, Miguel Ángel y Jose María, mostrando su conocimiento acerca del tema que nos ocupaba, nos acompañaron por un recorrido hasta la Plaza San Francisco (detrás de la puerta principal del Ayuntamiento) donde los perseguidos eran ajusticiados y desde allí, eran llevados al Prado de San Sebastián para ser quemados literalmente vivos.

La actividad resultó muy interesante y triste a la vez ya que fueron explicadas las maldades llevadas a cabo por la Santa Inquisición (llamada también el Santo Oficio) y que, según ellos, actuaba en nombre de Dios.

La Santa inquisición con la connivencia del estado exigía el cumplimiento de normas impuestas y que actuaban como “Tribunal de Justicia”; argumentando aplicar justicia de parte de Dios en un periodo negro de la humanidad y de nuestro pais, donde se aplicaba el yugo más atroz e inhumano a inocentes que no podían ejercer su propia libertad.

Los autos de fe que se celebraron en Sevilla tuvieron lugar, primero en las gradas de la Catedral, aunque la mayoría tuvieron lugar en la iglesia de Santa Ana, además de la de San Marcos y en el convento de San Pablo.

A todos estos lugares acudía una gran multitud, que solía participar de una manera enfervorizada en todo el complicado ceremonial que llevaban aparejados estos actos.

Normalmente los autos eran anuales, a celebrar antes o después de la Cuaresma. Las huellas de la Inquisición siguen presentes en ciudades como Madrid y Sevilla, aunque a veces no sea fácil reconocerlas. Algunos de aquellos lugares que antes infundían pavor ahora son, paradójicamente, lugares para la diversión. Sobre el principal quemadero de Sevilla se ubicó la Feria de Abril durante siglo y medio.

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: